El nacimiento

Llegaste de la fuente creadora, abriendote paso por los túneles de la inexistencia. Desafiaste a la oscuridad del olvido, y lo lograste; te admiro por eso.

Pero hay ciertas cosas que debes saber. Ahora que ya has llegado a este mundo, lleno de energía y misterio; tu razón y ser comenzarán a formarse para dar así el resultado de tu personalidad. Has nacido humano, y humano morirás; la especie que algunos de nosotros considera como un virus para este planeta, y otros la salvación. Pero solo quédate con eso, mi opinión ahora mismo es demasiado subjetiva y no quiero que cambie tu visión de lo que percibes. Vivirás días felices y algo inconscientes, pero llegará el día, y espero que ese día comiences a preguntarte el por qué de las cosas. Te recomiendo que mires al cielo, y observes la grandeza, que te llevará a plantearte las preguntas más frecuentes de la consciencia humana. Pero no te confíes demasiado, tienes que moverte. Te diré algunas frases típicas: Estudia, búscate un trabajo, sácate una carrera, enamórate; perdón esto último no pega aquí. Es otro tema que requiere horas de explicación.

Viajaras por el camino de la vida, observando y sintiendo todas y cada una de sus esencias, o al menos deberias hacerlo. No te pares, sé fuerte y aguanta los golpes; porque te digo de antemano que no puedes golpear a la vida, es ella la que decide; y sobre todo, no des nada por sentado. Tienes dos ojos, utiliza uno para admirar y otro para vigilar. Mide tus palabras, se recto y di siempre la verdad aunque eso te lleve a situaciones bochornosas; las mentiras solo traen más engaños y duelen aún más. Respeta o intentalo al menos, la posición de las personas que se crucen en tu camino, recuerda: «En la vida o se gana, o se aprende». Estoy seguro que viajaras por los nueve niveles del infierno, y sufrirás, llorarás y maldeciras tu existencia y cómo pudiste ser tan inocente. Pero no tengas miedo, lo superarás, y te aviso que más de una vez, pero ya conocerás el camino de vuelta a casa. Estoy completamente seguro de que tus padres te guiarán por ese camino.

Aprenderás a tener la certeza de que todo acaba, te relajaras; pero no por ello debes acomodarte, te aseguro de que hay alguién ahí arriba que no dejará que eso ocurra. Muevete siempre, aprende a ser ágil, creativo, humilde…

Esto es solo una introducción básica al mundo que has venido, puedo avisarte, describirte todo; pero realmente lo sabrás cuando estés viviendo esos momentos y situaciones en tu interior.

Recuerda siempre, que has llegado a este mundo para aprender; descubre tu objetivo lo antes posible y ve a por ello. Algún dia volverás a la fuente, pero eso es otra historia.

Por ahora, aquí tendrás a alguién en quien confiar, y te aseguro de que tendré miles de historias para entretenerte y enseñarte en medida de mis conocimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *